El secreto del éxito podría estar en… no ver la televisión

televisorSiempre estamos pensando en cómo organizar mejor nuestra rutina para sacarle el máximo rendimiento. En varias ocasiones hemos mencionado consejos prácticos y herramientas muy útiles para gestionar el tiempo. Pero puede que la solución más efectiva de todas sea mucho más simple -y más plana- de lo que crees.

Aquí va:

¿Has pensado alguna vez en cuanto tiempo “ganarías” si dejases de ver la televisión? Podrías hacer deporte, podrías tocar la guitarra o la pandereta, podrías estudiar ese curso al que llevas tiempo dándole vueltas para ponerte al día, y podrías, por qué no, pensar y desarrollar alguna idea genial.

Tiempo para ti

Mucha gente pasa -pasamos- cerca de 2 horas al día delante del televisor. Es verdad que es una “actividad” hasta cierto punto relajante, porque no exige ningún esfuerzo físico -al menos desde que hay mando a distancia- ni mental. Pero también es cierto que, sólo con disminuir la dosis, podrías liberar una cantidad de tiempo impresionante:

Calcula, por ejemplo, que podrías contar con 14 horas semanales más, que se convertirían en 56 horas al mes, y a lo largo de un año sumarían unas 672 horas.

Ponle precio a tu  tiempo

No hace falta que dediques todo ese tiempo “liberado” a trabajar, claro. Pero para que te des cuenta del valor que tiene, trata de ponerle un precio. ¿Cuál es tu tarifa? Multiplica cada hora por 20 euros, por decir algo. Ese montón de horas “valdría” más de 13.000 euros anuales. Y la buena noticia es que puedes “gastar” ese  tiempo/dinero en lo que quieras. Algunas ideas:

– quedar con los amigos y amigas

– tocar la pandereta

– hacer deporte

– hablar con tu familia (incluso discutir con ellos, si lo prefieres)

– dar un paseo

y, por qué no,

– ponerte al día en tu actividad profesional, desarrollar nuevos servicios innovadores y, en definitiva, darle un empujón a tu negocio como freelance.

Hay que elegir

Ya sabes lo que dicen: la vida es cuestión de prioridades. Y lo mejor de todo es que, aunque abadones la televisión, no tienes por qué renunciar a los programas y las películas que realmente te gustan. Puedes ver un DVD cuando te apetece, puedes utilizar YouTube… Lo importante es que hagas una selección, y que no te “tragues” cualquier cosa que te echen. A no ser que sea eso precisamente lo que estás buscando. Cosas más raras se han visto…