4 cosas que no debes olvidar a la hora de entregar el proyecto a tu cliente

reparto de lecheEl otro día explicábamos que lo más importante para conquistar al usuario es dejar un sabor dulce al final. Algo parecido sucede cuando llega  la hora de entregar un proyecto. La pregunta clave es: ¿sabes realmente cómo rematar tu trabajo?

La entrega de un proyecto es mucho más que la culminación de horas y horas de esfuerzo. Es una gran oportunidad para dejar plenamente satisfecho a tu cliente, y para conseguir nuevos proyectos. Te proponemos estos 4 consejos para que el final sea perfecto, y para que pueda convertirse en el principio de un nuevo proyecto:

1. Pule los detalles

Los últimos días del proyecto suelen estar cargados de actividad, pero aunque suponga un esfuerzo extra, antes de realizar la entrega conviene que repases bien todos los detalles porque:

– En ocasiones, los clientes pasan por alto un buen trabajo general y se aferran a un pequeño fallo sin trascendencia -a un detalle- para manifestar su disconformidad. Es mejor que no les dejes ningún pretexto.

– A veces es en los detalles -en los acabados- donde puedes marcar la diferencia frente a otros profesionales. Un último repaso final puede ayudarte a pasar del 7,5 al 9.

– Piensa en algunos aparatos electrónicos. El precio no depende tanto de la calidad de los componentes -que puede ser idéntica en dos marcas diferentes- sino en los controles de calidad que han pasado. Ese esfuerzo extra proporciona fiabilidad y tranquilidad al cliente, que está dispuesto a pagar más por ello.

2. No dejes cabos sueltos

– Toma nota de aquellas partes del trabajo realizado que pueden serte útiles en proyectos futuros.

– Repasa todo lo que debes entregarle al cliente, para no dejarte nada: código fuente, material de apoyo, manuales de uso, etc.

– No te olvides de devolverle al cliente los materiales que te ha facilitado para realizar el proyecto: libros, textos originales, imágenes, etc.

– Haz una copia de seguridad de todo, y organiza tus archivos bien, repasando los nombres y las fechas de los materiales para que más adelante no te cueste encontrarlos.

3. Explora las posibilidades de darle continuidad al proyecto

Piensa siempre que el trabajo que acabas de realizar puede tener una continuidad. La entrega no tiene por qué convertirse en el final de tu relación con el cliente. Si juegas bien tus cartas, y ofreces nuevos servicios atractivos, un proyecto de semanas puede convertirse en un proyecto de meses. 

¿Cómo? Lo normal es que le plantees directamente al cliente si tiene más proyectos para ti. Adelántate a la respuesta e intenta ir un paso más allá: ofrécele tú mismo servicios que crees que complementan el proyecto, o que pueden resultar interesantes. El ejemplo más típico es el del mantenimiento. Pero podría ser también una actualización regular de contenidos, una serie de mejoras sobre lo que ya está funcionando, y lo que se te ocurra, según tu área de actividad y las necesidades del cliente.

La oportunidad del marketing. También puedes preguntarle a tu cliente cómo piensa promocionar el trabajo realizado. Quizá tú puedes ayudarle construyendo un blog promocional, diseñando una pequeña campaña de marketing, creando nuevos textos promocionales, etc.

4. Utiliza el trabajo para promocionarte

Un trabajo bien hecho, y la experiencia de un cliente satisfecho, son tus mejores argumentos para darte a conocer, y para conseguir nuevos proyectos. Por eso debes aprovecharlo.

Independientemente de lo que tu cliente haga para promocionar el proyecto, tú debes promocionar tu trabajo: incorpóralo a tu porfolio. Céntrate sobre todo en el punto de vista del usuario: cuál era el reto, y cómo fuiste capaz de solventarlo.

Para saber hasta dónde puedes contar, háblalo con tu cliente: si está satisfecho, lo normal es que no tenga ningún problema en que expliques cómo fue el trabajo. Pídele una declaración o “testimonio” para construir un caso de éxito basado en su experiencia de usuario (una historial real de cliente satisfecho). Ésta es una de las estrategias de promoción más efectivas.

Puedes consultar el artículo How to Finish Off Projects With a Bang publicado por Thursday Bram en FreelanceSwitch.