10 tipos diferentes de profesionales freelance. ¿A qué grupo perteneces tú?

foto maton¿Cuántos tipos diferentes de profesionales freelance conoces? En FreelanceFolder han “encontrado” 10 perfiles muy reconocibles. ¿Con qué grupo te sientes más identificado? Lo más normal es que te veas reflejado no sólo en uno, sino en varios de estos perfiles. Aquí van:

1. El solitario

Un profesional que prefiere trabajar solo antes que integrado dentro de un equipo. No se trata de un ermitaño, ni de un ser asocial, sino de alguien que, simplemente, prefiere hacer las cosas casi siempre a su manera y a su propio ritmo.

2. El sociable

Todos los profesionales hacen networking de vez en cuando. Es una tarea necesaria. Pero es que el freelance sociable está presente en prácticamente TODOS los eventos, en TODAS las actividades, y en TODAS las redes sociales…

3. El que empieza a construir un imperio

Le reconocerás por la velocidad a la que consigue expandir su negocio. En cuestión de meses, ya está contratando a gente. Muy pronto pasa de profesional independiente a empresario.

4. Jefe de sí mismo

Para muchos freelance, lo más importante es tener el control de la situación; es decir, no tener un jefe por encima mandando y organizando el trabajo. Estos profesionales trabajan mucho mejor cuando reciben una simples directrices, y a partir de ahí pueden tomar todas las decisiones importantes.

5. Todo por la pasta

Los hay que se han hecho profesionales independientes para forrarse, porque así tienen la oportunidad de ganar más dinero que como asalariados. Su modus operandi es muy claro: si una actividad no les reporta suficientes beneficios, o si encuentran otra que les puede aportar más, no dudan un momento en cambiar.

6. Vida equilibrada

Este tipo de freelance considera que su calidad de vida es lo más importante, y por eso busca un equilibrio entre su vida laboral y personal/familiar. Valoran especialmente la posibilidad de trabajar desde donde ellos eligen, y la de definir sus propios horarios de actividad.

Llevar y recoger a los niños del colegio, ir a trotar un poco a media mañana, tomarse un café en una terraza, dormir una horita más y, por supuesto, ahorrarse el atasco de las mañanas. Todas éstas son cosas que los “freelance equilibrados” valoran mucho. ¡Y quién no!

7. Profesional consumado

Para ellos y ellas, la reputación lo es todo. Quieren ser conocidos por la calidad excepcional de su trabajo, y necesitan ser reconocidos por sus proyectos. Para ellos, un proyecto en el que el cliente no acabe plenamente satisfecho es un duro golpe.

De vez en cuando, estos profesionales se buscan en Google y en las redes sociales profesionales para comprobar que están bien posicionados y valorados.

8. Anti-corporativo

Hay gente que tiene auténtica “alergia” a las grandes empresas, y que busca siempre trabajar para personas, no para “estructuras”. Su condición de freelance les permite escapar de las estructuras empresariales, y les da la oportunidad de trabajar en proyectos más pequeños y humanos. Si pueden elegir, prefieren trabajar para otros profesionales independientes.

9. De paso

Siempre hay profesionales que están “de paso”, probando fortuna en el campo freelance. Puede que se hayan quedado sin trabajo. Puede que estén cansados de su anterior modo de vida, y que estén buscando uno nuevo. Algunos dejarán pronto su actividad como freelance. Otros se quedarán para siempre.

10. En retirada

Algunos profesionales llevan ya muchos años de actividad, y están pensando en tomarse la vida de otra manera, en vivir y trabajar al ritmo que ellos marcan. Por eso empiezan a ejercer como profesionales independientes. Algunos dan el salto para trabajar, al fin, en lo que de verdad les gusta. Otros están cansados de ajustarse a los horarios. Y muchos otros ya están hartos de aguantar a sus jefes…

Tu perfil es una suma de perfiles

Como hemos dicho antes, todos tenemos un poco de varios perfiles, aunque siempre hay uno predominante. Es interesante saber que podemos reforzar aquellas parte de nuestra personalidad que más nos gustan, o que más nos convienen para realizar nuestro trabajo. Primero debemos descubrir cómo somos y, después, debemos decidir hacia dónde queremos evolucionar.

Puedes leer el artículo original Ten Types of Freelancers, publicado por Laura Spencer en FreelanceFolder.